¿Sabias que en Sierra había muchos molinos?
Pues si, y hay uno que nos llama mucho la atención por su tamaño. El molino de las Totovias, cerca del paraje de la “casa colorá“, funcionaba con agua de la “pará de los chiquilos” y de otras remanentes.
Su maquinaria original seria trasladada al molino de San Javier que con los años fue abandonado, y es que Sierra, fue muy rica en aguas y recursos.

 El agua como fuente de vida en Sierra

Nadie de nosotros podemos dudar de la importania del agua como elemento necesario para el asentamiento de cualquier civilizacion. La localizacion de la pedania de Sierra en el cauce del arroyo de Tobarra ha permitido que culturas pasadas como la Edad del Bronce, Iberos, Romanos, visigodos, musulmanes etc, decidieran asentarse en nuestro termino o simplemente utilizar el valle como lugar de paso y avituallamiento.

Sierra, siempre ha sido muy rica en aguas tanto superficiales como subterraneas. En el caso de remanentes, se conto con el Hilo Gordo de Polope, la Mina Honda, el nacimiento del Puente Escribano y como  nacimiento en la pedania  La Raja. Hoy en dia el nacimiento de La Raja es nuestro bien mas preciado, y esque sin el nuestros cultivos no se verian remediados ante los largos periodos de sequia.

Actualmente, la Confederacion Hidrografica del Segura quiere declarar sobreexplotada la zona, a pesar de que nuestro nacimiento se ha visto  recuperado hasta llegar a encontrar agua a cinco metros de profundidad, en tal caso de que nos reduzcan la cuota de agua asignada,  nuestra huerta puede verse gravemente afectada.

Nuestros mayores saben muy bien que nuestra huerta estubo mejor aprovechada en el pasado, pero factores como el exodo rural, ramblas, pequeño tamaño de los bancales etc, desembocarian en el abandono de parcelas. Un claro ejemplo de aprovechamiento fue el cultivo del cañamo, tan importante para nuestra economia local, prueba de ello es la gran cantidad de balsas todavia existentes que fueron utilizadas para su coccion y tratamiento.

 

Muchos de nosotros no nos acordaremos ya del Molino Nuevo o Molino de San Javier, situado en el paraje conocido como “El Cercao”. Cuentan que en su fachada habia un San Francisco Javier hecho en tiras de marmol, este molino recibiria en el año 1904  la maquinaria, proveniente del molino de “las Totovias “tras caer en dehsuso por motivos de mejor aprovechamiento de regadio en nuestros cultivos.

Este molino “ San Javier” estaria muy cercano a las “Casas del Asilo”, desde donde estaba el paso o senda “del  Barro de las Jarras” que pasaria bordeando la Sierra del  Almez saliendo a la “Casa del Gallo “ hasta llegar a Hellin,  siendo este paso muy utilizado en el pasado para ir andando a Hellin.

Si seguimos el camino bajando hacia Torre Uchea, podemos encontrar la “Casa del Batan “que fue un antiguao taller donde habian mazos para picar esparto, destinados para elaborar diferentes utiles de la vida cotidiana. Seguido, podemos encontrar el molino de “ La Venta” hasta llegar a La Venta del Vidrio.

La Venta del Vidrio fue muy importante como lugar de paso llegando a ser una antigua posada donde carros, caballerias, etc paraban  a descansar y en muchos de los casos a pasar la noche.

Todo esta historia, de una pequeña parte de Sierra, es un claro ejemplo de la riqueza que el agua aporto a nuestra economia local, y que sin agua no somos nada.

Desde la Asociacion de Vecinos de Sierra, queremos agradecer a nuestros mayores ,porque gracias a ellos se mantiene viva la tradicion oral y recuerdos.

 

ASOCIACION DE VECINOS DE SIERRA